Agustín Prieto, Santiago Aparicio, Ángel Hernández y Juan Vicente Herrera, esta mañana.El Consejo del Diálogo Social abrueba el Plan de Estímulos al Crecimiento y el Empleo, que contará con 124,5 millones de euros. Coincidiendo en que la recuperación económica es aún incipiente y en que los desempleados más jóvenes, los mayores de 45 años, los de larga duración, los del medio rural, las mujeres y los inmigrantes seguirán pasándolo mal en 2015, la Junta, la patronal y los sindicatos han acordado redoblar el esfuerzo presupuestario para aliviar la situación. Así, el nuevo Plan de Estímulos al Crecimiento y al Empleo para 2015 estará dotado con 124,5 millones de euros, (14,5 de ellos procedentes de fondos europeos con cargo al Programa de Garantía Juvenil) a los que se sumarán los 74 millones procedentes de transferencias finalistas del Estado, lo que supondrá destinar casi 200 millones en 2015 a políticas activas de empleo en Castilla y León.

El plan se desarrolla a través de seis bloques de medidas:

El primero de ellos agrupa las medidas destinadas a la incorporación y mantenimiento en la vida laboral que estarán dotadas con 59,6 millones e incluyen un plan de empleo con las entidades locales para realizar obras en colegios o centros de atención primaria, la realización de trabajos forestales y tareas relacionadas con la actividad turística. La contratación será por seis meses y la jornada siempre como mínimo del 50%.

También habrá un programa de prácticas no laborales para egresados de la Universidad y de la Formación Profesional y, para fomentar el autoempleo, se subvencionará el establecimiento inicial y la inversión realizada. Asimismo, habrá incentivos a la contratación indefinida ordinaria, especialmente dirigidos a jóvenes en el marco del programa de garantía juvenil, y desempleados procedentes de expedientes de extinción. En este apartado, como novedad, el sector del comercio minorista dispondrá de un programa que incentive las contrataciones con la finalidad de ampliar los horarios de apertura.

El plan mantiene las ayudas ya existentes para situaciones de ERE suspensivos, que se ampliarán a los trabajadores que hayan agotado su prestación por desempleo.

En un segundo bloque se recogen las medidas destinadas a la prestación de servicios a los trabajadores e itinerarios personalizados de inserción que estarán dotadas con 35,2 millones. Se introduce, como novedad, el refuerzo de las actuaciones propias del Ecyl, así como la colaboración público-privada mediante programas de colaboración con los agentes económicos y sociales, y con otras entidades.

El Plan de Estímulos incluye también el Programa Personal de Inserción y Empleo (PIE) que tendrá una duración de seis meses, y concederá una ayuda económica de 426 euros mensuales. El programa se mantendrá de forma complementaria al Programa Extraordinario de Activación para el Empleo, de ámbito estatal.

En tercer lugar las medidas destinadas a mejorar la empleabilidad de los trabajadores dotadas con 10,8 millones, dirigidas a trabajadores desempleados y ocupados. Destaca entre ellas el Programa de Formación Dual que ofrece, mediante la combinación de la formación teórica y la práctica impartida en los talleres, un primer acercamiento al mundo laboral y que como novedad establece que se va a trabajar no sólo con grandes empresas, sino también con las pymes.

En cuarto lugar, las medidas destinadas a la prevención de riesgos laborales estarán dotadas con 5,25 millones y constituirán otro de los objetivos del plan. Como novedad se realizará un especial esfuerzo en el sector agrario y de construcción, con especial atención al colectivo de autónomos y de la economía social.

El quinto bloque incluye las medidas de igualdad de oportunidades ante el empleo, dotadas con 6,5 millones, que recogen un conjunto de acciones encaminadas al fomento de la conciliación en los periodos de vacaciones escolares; de igualdad en el trabajo; y medidas específicas dirigidas a las personas con discapacidad.

El sexto bloque incluye otras medidas, dotadas con 1,18 millones destinadas fundamentalmente a la integración sociolaboral de los inmigrantes.

A estas cantidades incluidas en el Plan y como parte integrante del mismo, hay que sumar los 5,9 millones del Programa Europeo de Garantía Juvenil que se gestionan desde las consejerías de Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades, para jóvenes menores de 25 años que ni estudian ni trabajan. Precisamente este alcance limitado ha hecho necesario que dentro del propio Plan de Estímulos, se implemente un Plan de Empleo Joven que amplía las actuaciones a personas menores de 35 años y en situaciones diversas, como la compatibilidad entre estudios y trabajos.

Lee la noticia completa en www.elnortedecastilla.es

Anuncios