Jóvenes desempleados pasan el rato en una calle de un  puebloLa tasa de desempleo de los menores de 25 años es en la comunidad un punto y medio superior a la media nacional, aunque durante la crisis ha crecido el 5,7% menos que en el conjunto del país.

La tasa de desempleo de los menores de 25 años ha alcanzado el 53,3% en Castilla y León a final de 2014, un 1,5% más que la media nacional, según un estudio de Asempleo. Desde el inicio de la crisis, hace siete años, se ha generado en Castilla y León un 37,6 por ciento más de desempleo entre este colectivo, por debajo del dato nacional que fue del 43,3%

En cuanto a la evolución de la ocupación en el grupo de menores de 25 años, entre el tercer trimestre de 2007 y el cuarto de 2014 ha caído un 12,2% en Castilla y León frente al ligero repunte nacional del 1,6%

En el conjunto nacional, la tasa de desempleo de menores de 25 años se ha triplicado en España desde que comenzó la crisis, según asegura un estudio de Asempleo que advierte de que el mercado laboral es incapaz de absorber el nuevo talento de los jóvenes.

El informe, que cita los datos de la Encuesta de Población Activa, añade que en la actualidad uno de cada dos jóvenes parados lleva más de un año buscando trabajo sin éxito.

Asempleo recuerda que la tasa de desempleo de los jóvenes españoles a finales de 2014 se situó en el 51,8 %, cuando el mismo índice en el tercer trimestre de 2007 era del 17,9 %.

Crecimiento del 76,2%

De esta manera, alerta de que el número de parados jóvenes ha crecido el 76,2 % desde el inicio de la crisis hasta alcanzar los 813.700 desempleados, mientras que en 2009 este dato ascendía a 461.700 personas.

El estudio puntualiza que la cifra total de personas sin empleo en este colectivo está bajando desde el segundo trimestre de 2013, «debido en gran parte a que muchos jóvenes han decidido irse de España y buscar trabajo en el extranjero».

Este aspecto, según Asempleo, explica que la población activa de los menores de 25 años haya disminuido un 39,2 % durante la crisis mientras que la población activa total ha aumentado un 2,1 %.

«El mercado laboral de nuestro país es incapaz de absorber el nuevo talento de los jóvenes», señala el informe en el que también afirma que «el dato más preocupante» es que el 47,6 % de los desempleados menores de 25 años lleva más de un año buscando empleo sin éxito.

Formación

Además, asegura que España arrastra el problema del paro juvenil desde antes de la crisis puesto que ya en 2006 se estaba destruyendo empleo en este grupo de edad.

Por otra parte, Asempleo destaca la «relación inversa» entre el grado de formación y la tasa de paro, ya que los jóvenes con educación primaria registran una tasa de desempleo del 67 % mientras que los que tienen estudios superiores presentan un índice del 38,1 %.

Por comunidades autónomas, el estudio subraya que las peores tasas de paro juvenil corresponden actualmente a Castilla La Mancha, Canarias y Andalucía, con niveles del entorno al 60 %, mientras que el mejor registro es el de Navarra, con un índice del 39,1 %.

El informe también explica que los grandes centros urbanos de regiones como Cataluña, Madrid o la Comunidad Valenciana están liderando la recuperación laboral de los jóvenes, que mayoritariamente se dedican a servicios de restauración, personales, protección y vendedores.

FUENTE: www.elnortedecastilla.es

Anuncios