Tres restauradores intervienen en un relieve policromado en el taller temporal del año pasado. La junta de gobierno de la Diputación aprobó ayer el convenio de colaboración con el Obispado para la creación, por segundo año consecutivo, de un taller de restauración, que tendrá como objetivo conservar bienes muebles que conforman el patrimonio.

Tras el positivo balance de las actuaciones amparadas bajo este convenio, la Diputación aportará la cantidad de 180.000 euros para la ejecución del taller, que hará posible la contratación, por parte del Obispado, de hasta un máximo de 10 restauradores titulados –hasta ocho especialistas en pintura y escultura y dos en textiles–, que podrán trabajar en las labores propias de la recuperación de obras de arte durante un periodo de seis a ocho meses.

El convenio recoge el acuerdo entre ambas instituciones para la puesta en marcha del taller temporal de restauración de bienes muebles cuyo objetivo es preservar el rico patrimonio de la Diócesis palentina y de sus parroquias, que se ha ido generando y conservando a lo largo de la historia, para que además de cumplir el fin para el que fue creado, el culto, se pueda legar a las generaciones venideras en las mejores condiciones posibles.

La aportación económica de la Diputación al Obispado servirá para que se encargue de la gestión y ejecución de este convenio en lo que se refiere a la contratación de los restauradores, a través de una convocatoria al Servicio Público de Empleo (Ecyl) con los requisitos exigidos: licenciados en Bellas Artes, especializados en restauración o en pintura, escultura, bienes muebles o textiles o diplomados con una titulación media equivalente por alguna escuela superior de restauración de bienes culturales, o similar, así como tener estudios oficiales de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.

NOTICIA COMPLETA EN www.elnortedecastilla.es

Anuncios