Junta de Castilla y LeónLa Junta de Castilla y León, en su Consejo de Gobierno de 21 de abril de 2016, ha aprobado destinar 5.000.000 euros a la contratación de agencias de colocación que se coordinen con el Servicio Público de Empleo de Castilla y León para incrementar la inserción en el mercado laboral de personas desempleadas.

La autorización del Consejo de Gobierno permitirá que el Servicio Público de Empleo de Castilla y León contrate los servicios de distintas agencias de colocación de forma que se establecen colectivos concretos de trabajadores repartidos en tres áreas geográficas de la Comunidad.

La ejecución de los contratos implica la realización de acciones y medidas establecidas en el ámbito de las Políticas Activas de Empleo destinadas a facilitar la inserción laboral de las personas desempleadas. Estas medidas implican actuaciones de orientación, formación, intermediación, ayuda en la búsqueda de empleo, captación de ofertas de trabajo, promoción de candidatos y todas aquellas que sean necesarias para alcanzar el objetivo de la inserción efectiva del candidato.

El contrato se establece en bloques que están determinados por la proximidad geográfica que permita realizar una atención personalizada e integral a los desempleados. Estos bloques son tres y se definen como Zona Oeste,  que abarca las provincias de León, Zamora y Salamanca; Zona Centro que incluye Palencia. Valladolid y Ávila y por último la Zona Este que comprende las provincias de Burgos Soria y Segovia.

Cada agencia de colocación que actúe en cada área deberá prestar prioridad en la colocación de los colectivos que se definan como tales. El objetivo es insertar 3.990 trabajadores desempleados en los 6 meses efectivos de la duración del contrato. El contrato es plurianual y abarca los ejercicios económicos correspondientes a 2016 y 2017, durante los cuales la ejecución se realizará durante un total de seis meses.

La Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral, establece que la intermediación en el mercado de trabajo se realizará a través de los Servicios Públicos de Empleo, por sí mismos o a través de las entidades que colaboren con los mismos, las agencias de colocación debidamente autorizadas y aquellos que reglamentariamente se determinen para los trabajadores en el exterior.

Por otra parte el Plan Anual de Políticas de Empleo de Castilla y León 2016 establece que la reforma del Servicio Público de Empleo potencia su labor orientada a la ocupación y reforzará la colaboración público privada en materia de intermediación laboral.

Por otra parte la II Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo 2016-2020 ha previsto la posibilidad de realización de programas de colaboración público-privado para completar y facilitar las labores de Intermediación de los Servicios Públicos de Empleo.

Este modelo se consagra, en la Estrategia Española de Activación para el Empleo 2014-2016, como uno de los principios de actuación en el desarrollo de las políticas activas de empleo, donde se define como uno de los principios básicos de la intermediación laboral aquella que sea realizada por los servicios públicos de empleo y las agencias de colocación, así como las acciones que puedan realizar otras entidades colaboradoras.

El contrato de colaboración con Agencias de Colocación se suscribirá dentro del Acuerdo Marco Estatal y vinculará el gasto de fondos públicos a la posterior inserción en el mercado laboral durante un período mínimo de 6 meses del personal orientado. El Servicio Público de Empleo determinará los beneficiarios objeto de atención a los que va dirigido el programa en cada ejercicio.

FUENTE: jcyl.es

Anuncios